Hablando de montar un negocio, lo que debe tener en cuenta: antes, durante y después… dinero (I)

By GMS Asesoría Busturia, 3 marzo, 2014

Síguenos:

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutubeby feather

A estas alturas, no le queremos engañar. Si va a emprender un negocio, algo deberá invertir.

Si es mucho o poco, depende de muchas cosas. Esas cosas estarán en su propio negocio: el sector en el que se va a mover, el tener o no un local comercial, el tener o no empleados… Otras cosas son generales y dependerán de otro tipo de decisiones que tome: ser autónomo o crear una sociedad y contratarse, si precisará o no estructuras de cualquier tipo…

Algunas de esas cosas están relacionadas unas con las otras. Por ejemplo, los seguros obligatorios para operar en un determinado sector pueden variar (y mucho) en sus cuantías por el hecho de ser sociedad y tener una responsabilidad limitada; o ser autónomo y proteger un patrimonio personal.

Otras cosas son gastos necesarios para cualquier negocio o sector al que se dirija: los gastos de constitución (aunque sea el alta en autónomos), los seguros sociales, el IVA que luego se recuperará, sí, pero de entrada hay que abonarlo; o el tan abandonado ‘colchón de tesorería’ utilizable para dar salida a los imprevistos… porque por muy bien que se haga, imprevistos siempre va a haber.

Y es que montar un negocio exige hacer muchas cosas muy bien durante mucho tiempo. Decíamos que nosotros no le queríamos engañar; lo que sí queremos es que tampoco le engañen otros. Las causas de que 9 de cada 10 negocios fracasen en los primeros dos años son estas: el no saber hacer las suficientes cosas, o el no saber hacerlas lo suficientemente bien, o el no ser capaz de hacerlas bien durante el tiempo suficiente.

Por eso, si nos permite un consejo, hágase con el control efectivo del ‘core-business’; lo que es el centro de su negocio; y externalice todo lo demás.

Para que la externalización no suponga un sobrecoste inasumible, se puede buscar la colaboración o el intercambio.

Es una buena medida ajustar los costes fijos al máximo y ‘variabilizar’ todo lo que se pueda. Cuanto más coste puedas imponer al precio de tus productos o servicios mucho mejor. Esto tiene que ver también porque buena parte de la viabilidad de su empresa pasará por su capacidad para armonizar los cobros y los pagos. Cuantos más pagos estén referidos al cobro, más posibilidades de supervivencia.

Comparte:

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailby feather

Debes estar registrado para poder comentar.

Accede con tu cuenta