Lo que hay que saber antes de coger el traspaso de un negocio

By GMS Asesoría Busturia, 21 junio, 2017

Síguenos:

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutubeby feather

El traspaso de un negocio es la cesión del contrato de arrendamiento del local y de los activos existentes, tanto materiales (mobiliario, productos, stock) como inmateriales (marca, posicionamiento, clientela, licencias); a cambio de un precio.

Lo que mucha gente no sabe es que con el traspaso te llevas también el pasivo: obligaciones y deudas.

Hay que valorar muy bien los elementos a favor y en contra, porque si en el caso de que todo vaya muy bien estría claro que ya contarías con una red de proveedores, la inversión sería menor, el retorno mucho más rápido y el personal, si lo hay, ya tendría experiencia; adquieres una empresa funcionando pero de la que sería completamente ajeno a ese funcionamiento.

También es muy importante entender que el cambio de titularidad del negocio (el mismo negocio) es un trámite administrativo en cuanto a la licencia de actividad: si el negocio está legalizado, no es necesario iniciar un procedimiento nuevo. Eso sí, el negocio tendrá que comenzar tal cual está: cualquier cambio en el local obligará a iniciar todos los trámites de la licencia de actividad incluyendo el proyecto técnico.

Consejos antes de aceptar un traspaso

Tener clara toda la situación financiera de la empresa: libros, cuentas, deudas, etc. Si no ves que puedes manejar con soltura esa información, es mejor que contrates una auditoría.

Ten a mano un estudio de mercado; exactamente igual que si fueras a lanzarte con una empresa totalmente nueva. Que la marca esté ya consolidada no te exime de la obligación de conocer las perspectivas del sector en el que estás entrando.

Comprueba las restricciones. Es muy común que cuando los contratos que se traspasan son antiguos, el arrendador del local no permita realizar obras.

Averigua por qué se traspasa el negocio; porque no es lo mismo un negocio que se traspase por jubilación cuando no hay herederos que otro que se traspase porque no ha habido manera de hacerlo funcionar.

A tener en cuenta en el traspaso de un negocio

La cesión del contrato de arrendamiento

La Ley de Arrendamiento Urbanos permite, en el caso del traspaso, la cesión del contrato de arrendamiento en las mismas condiciones sin precisar del consentimiento del propietario del local.

El caso de los locales arrendados por sociedades

En este caso, debe valorarse la opción de comprar las acciones de la sociedad.

Desde el punto de vista fiscal

El traspaso de negocios no están sujetos a IVA ni a Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en el caso de que se transfiera el negocio en su totalidad y se vaya a continuar la misma actividad. No es el caso del propietario del local si es que tiene derecho a una parte de la cantidad establecida en el traspaso, cláusula también bastante común; deberá emitir factura al perceptor del traspaso con el 21% de IVA y practicar la retención correspondiente.

Respecto al IRPF, las cantidades percibidas por el profesional que entrega el traspaso tributan como ganancia patrimonial (no como rendimientos del trabajo) descontando el valor de los bienes entregados: muebles, mercancía, etc. En el caso anterior de que el propietario perciba una cantidad, esta deberá ser declarada como rendimiento del capital inmobiliario.

Comparte:

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailby feather

Debes estar registrado para poder comentar.

Accede con tu cuenta